Noticias fen

Acerca de

FisioDigital 2.0

En este entrada se explica brevemente la ponencia que fisioEducacion.net realizó el 20 de Abril de 2013 en el auditorio Edificio A del Campus Villaviciosa de Odón de la UEM, en el marco de la 2ª Jornada de Fisioterapia Digital organizada por FisioterapiaSinRed.com, Universidad Europea e Ilustre Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

 


Al ser invitados a participar en la Jornada, donde se nos ofreció la oportunidad de explicar cómo ha sido el proceso de gestación y crecimiento de fisioEducacion.net se nos ocurrió que podría ser mucho más instructiva, didáctica y útil para nuestros compañeros fisioterapeutas y estudiantes si la orientábamos desde el punto de vista de aquel fisioterapeuta o grupo de fisioterapeutas que tienen una idea y quieren llevarla a internet de un modo más profesional y con una imagen más personal que la creación de un blog genérico realizado en plataformas convencionales de WordPress o Blogger (por ejemplo).
No estamos en contra de estos blogs, al contrario, muy a favor; pero en ocasiones la escalabilidad (crecimiento posterior) y funcionalidad que se le puede agregar a la página se ven mermadas por la pertenencia a una comunidad donde, a pesar de la gratuidad (o precisamente gracias a ella), la inclusión de nuevos aspectos estéticos, funcionalidades, automatismos, etc. se ven limitados por la propia plataforma. 

   

 

Partimos del hecho de que sabemos qué tipo de página web queremos. Esto es fundamental, es el concepto: Podemos querer incluir información relevante para fisioterapeutas, información muy específica de determinadas técnicas de tratamiento, o bien realizar una web que hable sobre la gestión de centros de Fisioterapia, etc. Los temas a incluir son muy amplios y es muy importante antes de lanzarnos a ello, explorar la web para saber si ya existen este concepto de sitio web que queremos realizar. Si no existe, estamos de enhorabuena porque abriremos un "nicho de mercado" inexplorado (también cabe preguntarse si la no existencia anterior pueda deberse a que no resulte realmente interesante al público objetivo al que nos vamos a dirigir); pero si existe, tampoco debemos desanimarnos: estudiamos las distintas webs que ofrecen lo que nosotros también queríamos ofertar, en busca de puntos débiles o distintas orientaciones que no estén convenientemente cubiertos. Si tenemos verdadero interés en realizar la web siempre encontraremos la forma de realizar de forma original y con otra visión ese concepto que teníamos en mente, y para ello están los contenidos: la forma de presentación: con vídeos, con presentaciones tipo Powerpoint, con imágenes, todo sirve para hacer atractivos esos contenidos originales (de nuestra propia creación) que queremos plasmar en nuestra página.
No siempre los contenidos tienen que ser de completa creación por nuestra parte, pues podemos comentar otros artículos existentes de compañeros en otras páginas, libros o revistas profesionales, pero siempre debemos aplicar ese "toque" diferente o ese comentario acertado que es lo que hará que tengamos fieles seguidores que nos lean día a día. Pues no olvidemos que si bien es muy importante la motivación para sacar adelante un nuevo proyecto; no lo es menos que también esperamos ver resultados en forma de visitas y de comentarios en nuestras entradas (señal de que nos leen).
En nuestro caso, el CO2 que proponemos, lejos de ser tóxico, es el binomio Concepto + Contenido que van a generar un sitio web siempre que tengamos las ganas y la motivación suficientes. Ese era nuestro caso, y dio lugar a la semilla (pequeña) de nuestro futuro sitio web. 

  

 

En el caso particular de fisioEducacion.net, nos pusimos como público objetivo ninguno, es decir, es un caso especial de público objetivo: queríamos llegar a los fisioterapeutas y estudiantes, a organizaciones e instituciones relacionadas con el mundo de la fisioterapia y la sanidad en general y, por supuesto al mundo educativo, dado que los creadores del sitio somos todos (o hemos sido durante un amplio espacio de nuestra vida) fisioterapeutas y educadores universitarios en fisioterapia. Nuestra visión no se ciñe sólamente a la intersección que forman la unión de Fisioterapia y Educación, como vemos en la imagen superior, sino que podemos y de hecho tratamos temas, que sólo afectan en algunas ocasiones a uno de los dos ítems (por ejemplo, educación online en el caso de Educación) y que nos permiten abarcar un conjunto más amplio de temas a comentar. Esta amplia visión nos permitió agregar, en un segundo momento, a las "personas": pacientes de fisioterapia, docentes y discentes del mundo académico y ciudadanos en general preocupados por los temas que abordamos en nuestra página.
Con nuestro bagaje personal y el CO2 (concepto y contenidos) ya clarificado, nuestra semilla se afianzaba. 

  

 

Esta semilla de sitio web debe tener una identificación, debemos hacernos con un nombre de dominio que, intentando que sea lo más corto posible, sea también lo más específico y clarificador acerca del contenido que se van a encontrar nuestros visitantes, debe tener sentido, no prestarse a confusión, evitar los caracteres "extraños" como guiones, evitar también los números (dado que al pronunciarlo en voz alta el usuario nunca sabrá si el número se escribe como número o como palabras) e incluso evitar que incluya más de una x para evitar que sea catalogado como sitio pornográfico. Un nombre de dominio consta (excluyendo el consabido http://www.) del nombre propiamanente dicho y del TLD, la "extensión que aparecerá posteriormente". La elección de un nombre adecuado debe cubrir todos o la mayor parte de las características indicadas anteriormente, y una vez elegido nos podemos encontrar (ocurre muy a menudo) con que dicho nombre ya está en uso. Para eso utilizaremos las TLD, la extensión posterior al nombre de dominio, donde deberemos buscar alguna que esté libre. Las extensiones genéricas tienen 3 o más caracteres: .com, .net, .info, .museum, .org, .edu, etc. Las TLD de países contienen sólo dos caracteres y muchos países las venden (sin la obligatoriedad de residir en el país o tener un negocio en él) con la intención de obtener ingresos adicionales. Países como tuvalu, cuyo TLS es .tv lo venden a cadenas de televisión, o .fm de la Federación de Micronesia para cadenas de radio.
El nombre de dominio aunque importante, ha perdido actualmente cierta parte de interés sobre todo porque los enlaces que nos suelen llevar a artículos concretos dentro del sitio web suelen encontrarse en redes sociales, donde los acortadores de nombre de dominio (especialmente útiles en twitter donde el número de caracteres en cada mensaje están tan limitados) modifican el nombre que aparece en el enlace y ocultan el nombre de dominio a los ojos del potencial visitante.

  

 

Realmente la compra de un nombre de dominio es un alquiler anual con derecho a registrar una dirección IP (Internet Protocol) asociada a ese nombre de dominio en las bases de datos mundiales de nombres de dominio. Es decir, al escribir el nombre de dominio en un navegador web, éste consulta en las bases de datos de nombres de dominio cual es la IP que le corresponde a ese nombre de dominio, es decir, a qué ordenador (habitualmente ordenador pero puede ser cualquier otro dispositivo con capacidad de conexión a internet) debe redirigir el tráfico de ese nombre de dominio. El protocolo actual de IP es la versión 4 que por combinación de 4 números del 0 al 256 da algo más de 4000 millones de direcciones IP disponibles. Son pocas para el mundo actual, por lo que la versión 6, con una numeración mayor ya está implementada y deberá cambiarse de forma obligada en breve, para aumentar la capacidad de dispositivos conectados simultáneamente a la red.

Si ponemos la dirección IP de nuestro ordenador en casa, podremos alojar directamente la página web en nuestro propio hogar, pero esto tiene varias limitaciones importantes: primero el ADSL que tenemos contratado, la A inicial es de Asimétrico, es decir, la velocidad de bajada es habitualmente entre 1 y 20 veces más alta que la de subida. Para conectarnos a internet es justo lo que necesitamos pues bajamos muchas más elementos (archivos, fotos, etc) de las que subimos; pero para utilizar nuestro ordenador como servidor de la página web se nos queda corta la velocidad de subida (que realmente sería la de bajada de nuestra página para el resto de usuarios) creando un cuello de botella en la velocidad de carga de nuestro sitio web. Además si se apaga el ordenador, hay un corte de luz, se avería el ordenador, etc. el sitio web va a quedar fuera de servicio hasta que solventemos estos posibles errores. Para evitar todos estos problemas, lo más sencillo es contratar un servicio de alojamiento web, que por pocos euros al mes se dedicará a las tareas de mantenmiento por nosotros, ya que alojaremos los archivos que conforman nuestro sitio web directamente en sus ordenadores. 

  

 

Para poder gestionar nuestro flamante nuevo dominio contaremos con un panel de control accesible mediante página web, los dos principales en el mercado son cPanel y Plesk Panel; que nos van a permitir crear bases de datos, formularios de contacto, cuentas de correo (del tipo Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. ), consultar las visitas, etc.
Estas son parte de las herramientas que utilizaremos con nuestra semilla, una vez identificada (nombre de dominio) y plantada (alojamiento web), utilizaremos el panel de control como herrarmientas de jardinería.

  


Para generar la página web se puede optar por teclear a mano todo el código (habría que ser un experto informático para hacerlo bien y sin errores) o lo mejor, instalar un CMS, un sistema manejador de contenidos, que nos ofrece de forma intuitiva y sin teclear código la posibilidad de generar los menús de la página, los artículos, los usuarios que podrán escribir artículos, etc. Existen multitud de guías de usuario en Internet que nos facilitarán esta labor de aprendizaje.
Con todo esto, nuestra semilla ya ha comenzado a dar verdaderos brotes verdes, ya es una planta.

  


Nosotros hemos elegido como imagen del sitio web un árbol digital, elemento que inicialmente puede parecer que no guarda relación con el concepto y contenidos de la página. Pero se ha elegido este icono porque cumple a la perfección con lo que sucede en la educación y fisioterapia actuales: no es suficiente con haber estudiado la carrera, la fisioterapia no se termina de estudiar nunca, está en constante crecimiento (como los árboles); la especialización en fisioterapia y los múltiples campos en los que puede moverse son un hecho ya, tiene muchas ramas al igual que un árbol; y por último, nuestro árbol está formado por circuitos electrónicos en lugar de ramas y hojas porque es señal inequívoca del espíritu digital de nuestra propuesta.

   


No obstante, un árbol sólo es algo inútil e ineficaz; por eso desde fisioEducacion.net buscamos constantemente colaboradores que de manera desinteresada y por el interés de aprender, quieran participar con nosotros escribiendo artículos que publicaremos, obviamente, bajo licencia Creative Commons 3.0 con su propio nombre.