Buscar en fisioEducación

  • Internet, redes sociales y sanidad

    Las redes sociales (RRSS), e internet en general, son un fenómeno relativamente reciente, al menos como instrumento de comunicación normalizado. Su crecimiento ha sido exponencial y, en el Estado español, disponemos de estudios que calculan que el uso entre los ciudadanos de 18 a 55 años ha pasado del 51% en 2009 al 79% en 2013 (1). Sea como fuere, no parece cuestionable que cada vez más Internet es algo cotidiano en nuestras vidas. Nos interesa acercarnos a las repercusiones que esto puede tener en el ámbito sanitario y de la salud en general. Particularmente nos cuestionamos su utilidad en la comunicación entre profesionales, de estos con los pacientes y entre pacientes, de las instituciones y organizaciones con profesionales y pacientes; su utilidad en la divulgación de información sanitaria y en la difusión del conocimiento especializado; y su utilidad en la formación pre y posgrado. Estamos convencidos del interés de Internet como instrumento para lograr y mejorar todos esos ámbitos, aunque también somos conscientes de la necesidad de fundamentar esa valoración.

    Quizás lo primero de todo sea acercarnos al uso que los ciudadanos hacen de la Red en la parcela concreta de los temas relacionados con la salud. García León (2) desmiembra los datos que aportan tres grandes encuestas sobre el uso de Internet en la población española. Se trata de Los ciudadanos ante la e-Sanidad(2011), el Barómetro sanitario del CIS (2012) y el Barómetro del CIS (2013). Como datos más relevantes para el tema que tratamos podemos destacar que el 30% de la población usa la Red como fuente de información sobre temas de salud (los profesionales son la principal vía de búsqueda, médicos y otros profesionales son interrogados por el 88% y farmacéuticos por el 62%). Los usuarios de Internet buscan fundamentalmente información sobre enfermedades (40%) seguido por información sobre nutrición, alimentación y estilos de vida e información sobre medicamentos (16%). Los portales de instituciones y centros sanitarios públicos y los de publicaciones científicas sanitarias son consultados aproximadamente por el 40% y las redes sociales por el 13%. Para finalizar con la entrada de García León, recoge que el 65% de los usuarios busca información sobre salud en Internet después o antes de acudir a la consulta médica. De estos, el 21% comparte la información con el médico.

     Medios sociales.Fuente: http://avalaunchmedia.com/infographics/social-meowdia-explained

  • Pinterest y la formación

    Que existen multitud de redes sociales es innegable, y que muchas de ellas están enfocadas o tienen objetivos muy diferenciados también es cierto. Hay más de 74 redes sociales internacionales con características de lo más variadas: para compartir fotografías, de estilo de vida (sea esto lo que sea), de turismo, de móviles, de vídeo, sobre reuniones, de negocios y trabajo, para adolescentes, sobre blogs, sobre clubes de lectura, etc.

    fisioEducación ha puesto el ojo en una red que no podemos decir que sea nueva, lleva ya varios años (desde 2008 ó 2009, este dato depende de las fuentes que consultes) y que está creciendo espectacularmente, se trata de Pinterest. Para quien no la conozca se trata de una red social muy limpia, sencilla y muy visual, quizá la que más imágenes desborda de todas, pues no en vano la podríamos definir como un corcho de imágenes digitales. Si tienes cuenta en Pinterest y quieres compartir una imagen o un enlace que te encuentras navegando por internet en una web, en un tuit, una imagen de tu propio ordenador o de tu cámara no tienes más que "pinearla" (éste es el término que ellos utilizan): subir la imagen de tu dispositivo o incluir la página web de la que quieres hacer mención. El resultado es una imagen subida, un texto descriptivo que tú escribes de la misma y, colgando de éste, los comentarios que puedan aportar el resto de usuarios de Pinterest.
     

     
    El éxito de esta red social, que está creciendo enormemente en los últimos meses, puede deberse a la facilidad de uso (cuenta con muy pocas acciones, todas muy sencillas y se aleja de la dificultad que identifica ahora mismo a redes como facebook), a la usabilidad e impacto visual que ofrecen todas las imágenes que vamos recolectando y también, por qué no decirlo, al hecho de que el usuario pueda sentirse diferente usando una red social distinta de las habituales y que te distingue de los demás. Esto último tiene los días contados, pues su popularidad la aleja de lo que podríamos denominar "red social alternativa".

Este sitio web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.
Continuando la navegación, aceptas su uso.