Buscar en fisioEducación

  • Acceso directo a Fisioterapia

    Entendemos por acceso directo como la consulta directa del paciente o usuario al fisioterapeuta, el cual realiza un examen de clasificación y selección en base a las necesidades terapéuticas y los recursos disponibles. Es este un proceso diagnóstico de competencia para muchos de los fisioterapeutas del mundo y que en España se desarrolla en la práctica de muchos profesionales pero que no se ha asumido en la formación de los mismos.

    Es este un asunto de calado y supone el reconocimiento hacia la figura del fisioterapeuta en base a su formación. Tal formación propiciaría el que cualquier persona que piense que pueda ser susceptible de atención fisioterápica para solucionar algún problema de salud, para recibir algún programa de prevención o promoción de salud, o simplemente para recibir consejo, lo podría hacer sin intermediación de otro profesional sanitario.

    La atención directa de fisioterapia existe de facto en nuestro país. Suponemos que los fisioterapeutas que atienden así a los pacientes habrán de tener la preparación suficiente para discriminar si procede o no la fisioterapia, si es necesario una exploración complementaria o si deben derivar al paciente a otro profesional, generalmente un médico, ante sospecha o certeza de la necesidad de su intervención, bien para elaborar un diagnóstico de otra naturaleza, para descartar patologías o para iniciar un tratamiento ajeno al de la competencia del fisioterapeuta.

    Esta situación no debe admitir especulación. Para dirigirnos a la atención directa se debe aceptar la exigencia en la formación, que debe posibilitar lo que apuntamos en el párrafo anterior. Cualquier pretensión de que el acceso directo exista de derecho debe basarse en el reconocimiento de esta premisa. La formación en diagnóstico diferencial mediante pruebas físicas, la interpretación de pruebas complementarias o el reconocimiento de signos y síntomas de alarma, tienen que asumirse como elementos indispensables de la formación de cualquier fisioterapeuta, pero aún más ante la asunción de un mayor grado de responsabilidad sobre nuestros pacientes.

  • Validez diagnóstica de pruebas clínicas del hombro

    Existen multitud de pruebas clínicas que tratan de determinar la naturaleza de las alteraciones anatómicas y funcionales del hombro.El trabajo que presentamos no es reciente, pues recoge revisiones sistemáticas referidas al tema desde 2004 a 2009. Sin embargo, pensamos que no ha perdido vigencia. Se siguen utilizando muchas pruebas que carecen de la supuesta validez que se las atribuye. Y ello tanto en el entorno clínico como en el ámbito docente. 
    Los autores recogen las conclusiones sobre distintas pruebas. No se trata de descartarlas sino de contextualizar los hallazgos. Quizá, de un modo más prudente, conviene tener en cuenta la variación de los resultados de los exámenes como indicadores de cambio. Algunas veces nos darán indicios sobre la estructura lesionada, pero siempre con una dosis variable de incertidumbre.

     

Este sitio web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.
Continuando la navegación, aceptas su uso.