Buscar en fisioEducación

  • ¿Qué es (técnicamente) la web 2.0?

    Seguro que habéis oído muchas veces lo de la web 2.0. Es un término que fue utilizado por primera vez por Darcy DiNucci en 1999, en su artículo Fragmented future. La web 2.0 (en contraposición a la 1.0 que era la que existía hasta el año 2004) consta de aplicaciones y sitios de internet que utilizan la inteligencia colectiva para proporcionar servicios interactivos en red. En esta entrada no vamos a hablar del uso social y de la inteligencia colectiva, sino a concretar cómo la tecnología web evolucionó hasta el punto de permitir llegar al auge de blogs, redes sociales y contenido aportado (y matizado mediante comentarios) por usuarios y que conforman el vasto mundo de internet  que tenemos ahora (os recomiendo visitar el mapa de la web 2.0).

    Si existe un denominado web 2.0, es porque antes tuvo que existir, al menos un web 1.0; y así es. En este año en el que se cumplen 25 del nacimiento de Internet, es conveniente recordar cómo eran las páginas web inicialmente y qué es lo que nos podían ofrecer. Independientemente del gusto estético con las que se diseñaban, se caracterizaban por estar escritas en un lenguaje de programación HTML, versión 1 claro; dicho lenguaje ha llegado hasta nuestros días, con evidentes mejoras y añadidos (actualmente estamos en la versión HTML5). Este lenguaje se caracterizaba por ser prácticamente monodireccional. Es decir, el usuario apenas podía únicamente escribir una dirección web en la barra de navegación o pinchar en los distintos enlaces que ofrecían las páginas, de tal manera que se presentaba la información que el usuario solicitaba, nada más (y nada menos). Podéis ver aquí debajo como era la primera página publicada en Internet en el año 1991, donde Tim Berners-Lee explica el nuevo mundo web que comienza con la publicación de esa misma página (es una página autorreferenciada, juego este que gusta mucho a los informáticos). Incluso aunque en aquel momento el uso de Internet ya parecía prometedor, no creo que el Sr. Berners-Lee se diera cuenta de lo que realmente estaba creando. Muchos etiquetan (y creo que no se equivocan) la creación de Internet como la Tercera Revolución Industrial, poniéndola a la altura de las dos anteriores: Inglaterra 1760 -máquina de vapor- e Industrialización en 1860.

    Primera página en Internet de la historia, 1991


    No obstante, y a pesar de su utilidad a la web 1.0 (que entonces, claro, sólo se conocía como web al no existir versiones posteriores) le quedaba todavía un gran camino por recorrer. Se creó específicamente un lenguaje, como hemos dicho antes, que los navegadores de internet debían saber interpretar, el lenguaje HTML (HiperText Markup Language), que ofrecía la esencia de la internet actual: enlaces a páginas web que relacionaban unas con otras como un gran organismo completo. Inicialmente las páginas web sólo podían contener texto pero modificaciones posteriores del lenguaje HTML hicieron posible la adjunción de vídeos, sonidos, imágenes, etc. Pero todo este contenido era estático. En el fondo, y a pesar de su utilidad, era como leer un periódico o un libro, muy grandes eso sí, y librándonos de la lectural lineal ya que podíamos saltar de unas páginas a otras mediante enlaces, pero poco más.

  • ¿Qué es la inteligencia colectiva?

    Podríamos definir la inteligencia colectiva, de manera muy básica y en términos generales como: Un proceso de apoyo mútuo y colaboración para la resolución de problemas por parte de una comunidad o colectivo.

    Pierre Levy dice en su libro "Inteligencia Colectiva" que:

    "Es una inteligencia repartida en todas partes, valorizada constantemente, coordinada en tiempo real, que conduce a una movilización efectiva de las competencias. (...) el fundamento y el objetivo de la inteligencia colectiva es el reconocimiento y el enriquecimiento mutuo de las personas, y no el culto de comunidades fetichizadas o hipóstasiadas"

    Como puedes ver, es uno de los principios en los que se basa el conocimiento científico, aunque al tratarse de un término procedente de la unión de dos subconceptos, es frecuente encontrar tantas acepciones como personas que intentan definirla.

  • FisioterapiaSinRed

    Este 2012 está siendo muy generoso por la multiplicación de encuentros, eventos y difusión en el mundo de la Fisioterapia. Sin duda uno de los hitos ha sido el lanzamiento de FisioterapiaSinRed, sitio en el que se aglutina todo eso y mucho más.

    FisioterapiaSinRed (FSR) es una plataforma creada por ocho fisioterapeutas que no ha parado de evolucionar desde su creación. La filosofía que impregna esta "idea" es la horizontalidad en la compartición de conocimiento. Se puede aportar contenido en igualdad, de tal forma que los más expuestos son los que democráticamente han sido elegidos. Los desarrollos inminentes son el Co-Lablogatorio, en el que se divulgarán entradas en una bitácora abierta a los que las quieran aportar, la "Vara de medir", donde encontraremos herramientas  para cuantificar y cualificar, y la Physioteca, una especie de club de lectura fisioterápico.

  • Valencia bien vale una entrada

    Esa es a buen seguro la aseveración de muchos de los colegas de la blogosfera fisioterápica. Probablemente veremos alusiones numerosas a la I Jornada Clínica organizada por Fisioterapia Sin Red, acaecida el pasado 3 de noviembre en el Oceanográfico. Con la precaución de no ser reiterativos intentaremos aportar algunas de nuestras ideas.  

    Para los fisioterapeutas que no lo sepan, suponemos que una gran mayoría, Fisioterapia Sin Red (FSR), es una plataforma virtual coordinada por un grupo de ocho fisioterapeutas de distintos lugares de España, cuyos  nombres merecen ser mencionados: Raúl Ferrer, Carlos Castaño, David Aso, Arturo Such, Carlos López Cubas, Vicente Lloret, Eduardo Fondevila y Rubén Tovar . La sola creación de FSR ya se puede considerar un hito por lo innovador que supone concentrar información relevante para el fisioterapeuta en un único sitio y por su filosofía democrática para posicionar dicha información.

Este sitio web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.
Continuando la navegación, aceptas su uso.