Buscar en fisioEducación

  • ¿Quieres investigar?

    En estos días, algunos miembros de fisioEducación estamos asistiendo a un curso titulado “Preparación de Proyectos de Investigación para convocatorias públicas”. Este tipo de cursos tiene varios objetivos. Primero, acercarnos al proceso de evaluación de los proyectos de investigación en convocatorias públicas-competitivas; además, nos dan pistas sobre cómo realizar nuestro propio proyecto para presentarlo a este tipo de procesos de evaluación, así como nos enseñan a identificar estrategias específicas que aumenten nuestras posibilidades de éxito en cada convocatoria de financiación de proyectos de investigación pública. El conocimiento del procedimiento nos ayudará, en todo caso, a presentar nuestro proyecto de investigación en cualquier convocatoria.

    El curso nos ha revelado la existencia de instituciones públicas concretas que financian proyectos de investigación, donde los fisioterapeutas también podemos solicitar este tipo de ayudas.

    En concreto, las ayudas de las que hablamos son concedidas por la Subdirección General de Evaluación y Fomento de la Investigación, antiguo FIS (Fondo de Investigación Sanitaria), encuadradas dentro del Programa Estatal de Fomento de la Investigación Científica y Tecnológica.Para futuras convocatorias podéis consultar toda la información en esta página.

  • (Breve) historia de la educación a distancia

    Aunque la educación a distancia siempre parezca una idea novedosa, la base de esta educación nació hace más de un siglo y en esencia (salvo por el uso de distintas tecnologías) sigue siendo la misma, aunque para estar en consonancia con los tiempos actuales, prácticamente debemos hablar de educación online cuando nos refiramos a distancia. Internet ha fagocitado, por sus múltiples ventajas, el resto de herramientas educativas a distancia existentes.
    Anna Ticknor (1873) fundadora de la Society to Encourage Studies at Home

    Distinguimos a muy grandes rasgos, tres etapas de la educación a distancia:  

    1. Educación por correspondencia: Se inció la educación a distancia con clases de lengua en Berlín en la década de 1850, aunque su verdadero auge comenzó en 1873 cuando se estableció la "Society to Encourage Studies at Home" en Boston. Esta organización supo atraer a más de 10.000 estudiantes en sus 24 años de vida. Los estudiantes -la mayoría mujeres- mediante una correspondencia mensual con sus profesores intercambiaban lecturas guiadas y test de evolución. Pocos años más tarde comenzaron los estudios universitarios por correspondencia a través de la Illinois Wesleyan que ofrecía licenciaturas, másteres y doctorados. Volviendo a Europa, Francia creó el "Centre National d´Enseignement par correspondence", que aunque inicialmente estaba destinado a la educación de niños para la 2ª Guerra Mundial que se preveía inminente, enseguida se convirtió en una organización de enseñanza para adultos.
    2. Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Fisioterapia

      La Conferencia Nacional de Directores de Escuelas Universitarias de Fisioterapia es un asociación que agrupa a Directores y Decanos de Centros Universitarios Públicos y Privados donde se imparte la titulación oficial de Fisioterapia. En su registro de centros figuran 48 instituciones. Según sus estatutos tiene como fines:

      a) El análisis y la reflexión acerca de los principios, métodos, programas y líneas de desarrollo de la educación en Fisioterapia en los niveles de pregrado, postgrado y formación continuada.

      b) La participación y discusión, tanto en la esfera nacional como internacional, en torno a criterios de organización, recursos formativos, admisión de estudiantes, elaboración de planes de estudio, programas de intercambio, investigación y, en general, en todas cuantas cuestiones se consideren relevantes para la formación de los fisioterapeutas.

      c)  La formulación de propuestas y recomendaciones generales ante los organismos competentes de la Administración Pública y los sistemas sanitarios.

      d) La difusión de conocimientos, ideas y puntos de vista relacionados con la función docente e investigadora de los centros entre profesionales de la salud, miembros de los cuerpos docentes, claustros de profesores, estudiantes y opinión pública en general.

      e) El establecimiento de vínculos o relaciones con Asociaciones Nacionales y/o Internacionales de similar naturaleza y fines.

      f) El establecimiento de vínculos o relaciones normales con Asociaciones Nacionales y/o Internacionales Profesionales  de Fisioterapia.

      En su página podemos ver documentación interesante como distintos planes de estudio de Grado y de programas de adaptación al Grado, enlaces a estudios de posgrado de distintas universidades o normativa sobre los estudios de Grado en España. 

      Los objetivos de organizaciones como esta las hacen necesarias como garantes de una formación de profesionales con una mejor cualificación, y desde dentro de la propia universidad. Suponen un elemento esencial con el que otras organizaciones (colegios, asociaciones, centros de formación posgrado) han de tener, idealmente, contacto fluido y permanente con la premisa de intereses comunes en pro de la Fisioterapia.

    3. Cuentas universitarias de Twitter

      Los seguidores de este sitio supondrán que los que los gestionamos tenemos dedicación y a veces devoción por la internet, las redes sociales, y por Twitter en particular. Es un instrumento de difusión de información sobre todo tipo de asuntos, noticias y eventos ágil, simple y versátil. En particular dimos relevancia, como docentes en Fisioterapia, a su uso en la formación universitaria y lo usamos como herramienta integrada en la formación práctica de los estudiantes del Grado en Fisioterapia del Hospital Universitario de Fuenlabrada (1).

      Cabría esperar que la Universidad asume la incorporación de lo novedoso, siempre que resulte útil, como forma de potenciar su labor pedagógica, de exponer su quehacer, de proyectarse al exterior o de difundir información de toda índole. No todos lo hacen al mismo paso y tampoco es fácil abrir camino a nuevos modos de divulgación. Pero las redes sociales han irrumpido con fuerza y sus iconos de acceso forman parte natural de la mayoría de sitios de las universidades. Sin interés particular alguno vamos a hacer referencia al algunas de las cuentas que los administradores de fen conocen. Como es bien sabido, nos encantaría que el lector hiciera cualquiera otra sugerencia por los canales disponibles.

      • @FUBuniversitat La Fundació Universitària del Bages (FUB) es una institución privada con vocación de servicio público que tiene como objectivo principal garantizar una oferta de estudios superiores en las comarcas centrales de Catalunya que contribuya al reequilibrio territorial. Imparte Fisioterapia, Enfermería, Podología y Logopedia.
      • @UVic_FCSB Facultad de Ciencias de la Salud y el Bienestar, de la Universidad de Vic(Universitat Central de Catalunya), en la que se imparten Fisioterapia, Enfermería, Trabajo Social, Terapia Ocupacional, Nutrición Humana y Dietética y Psicología.
      • @URJCFCS Facultad de Ciencias de las Salud de la Universidad Rey Juan Carlos, en la que se imparten Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Enfermería, Odontología, Medicina y Psicología.
      • @FacultadEFP_UCM Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la Universidad Complutense.
      • @FPSM_UAH Grupo de Investigación de Fisioterapia en los Procesos de Salud de la Mujer. Unidad de Fisioterapia. Universidad de Alcalá.
      • @UEuropea  Cuenta genérica de la Universidad Europea de Madrid.
      • @LaSalleMAD  Cuenta, también genérica,  de La Salle Centro Universitario, compartida con otras titulaciones.
      • @USJ_AEFTZ Finalizamos con una cuenta de estudiantes de fisioterapia, los de la Universidad San Jorge de Zaragoza.

       

      Referencias

      1. González García, JA. Uso de Twitter en el Prácticum de Fisioterapia (II). En Fisioeducación http://fisioeducacion.net/fisios/docencia/237-uso-de-twitter-en-el-practicum-de-fisioterapia-ii. Acceso el 26 de marzo de 2014.
    4. Docencia expositiva frente a funcional

      El Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) asume formas de docencia que poco tienen que ver con la tradicional clase en la que los profesores exponen sus conocimientos y los alumnos los aprenden y repiten. Se proponen formas de aprendizaje activas, en la que hay una comunicación bidireccional entre docentes y discentes. El vídeo que anunciamos en fisioE, realizado por Wilma Penzo, hace hincapié en estas formas de enseñanza en las Ciencias de la Salud. Esperamos que os sea útil.

    5. El grado en Fisioterapia sigue de moda

      Desde que comenzaron los estudios de Fisioterapia en España, no como especialización de enfermería, sino como diplomatura a finales de la década de los 80, y actualmente con la titulación de grado, es de las carreras cuyo cupo siempre se llena. El número de universidades españolas que ofertan los estudios de Grado en Fisioterapia es de, como mínimo, 47. Si nos tomamos la molestia (mejor con una hoja excel que hacerlo a mano) de sumar las plazas que ofertan, llegan a 3500 anuales, y eso sin tener en cuenta las 4 universidades que no facilitan esos datos para el estudio.

      Fuente: http://www.forges.com

      Sabiendo esto, analizamos ahora estas dos noticias de reciente aparición en prensa:

    6. Fisioterapia en Chile

      Ya la frase “Fisioterapia en Chile” engloba una connotación diferente al resto del mundo, debido a que la  carrera profesional lleva por nombre “Kinesiología” que según la RAE proviene del gr. κίνησις, movimiento, y –logía, estudio. Y se entiende como un conjunto de los procedimientos terapéuticos encaminados a restablecer la normalidad de los movimientos del cuerpo humano (1). En cambio La Fisioterapia proviene del griego φυσις physis, 'naturaleza', y θεραπεία therapéia, 'tratamiento' es una disciplina de la Salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica, para paliar síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas, por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad  y que en Chile generalmente forma parte de una asignatura dentro de la malla curricular de la carrera profesional (2). Sin embargo, la idea no es enfocarse en desglosar el significado de la palabra, sino que hay que dar énfasis a la función que la Kinesiología desempeña hoy en el ámbito de la salud a nivel nacional e internacional. Por ello, el verdadero significado lo proporcionan las personas, las que forman parte ya sea de la pre-habilitación, tratamiento, rehabilitación y/o entrenamiento, con un trabajo tanto individual como grupal enfocándose en su desarrollo y bienestar biopsicosocial a cargo además  de un equipo multidisciplinario según necesidad. 

      Fuente: http://www.soychile.cl/Valparaiso/Sociedad/2014/05/06/247489/Estudiantes-y-profesores-de-la-Salud-exigen-que-proyecto-de-exclusividad-universitaria-sea-para-las-siete-carreras.aspx


      Para que los paradigmas de la Kinesiología hoy en día sean conocidos y reconocidos ha tenido que sufrir una serie de transformaciones y reformas a lo largo de la historia. En resumen, ha estado presente como disciplina en Chile desde el 31 de junio de 1929, en la que fue incluida como una simple asignatura de la Carrera de Educación Física, luego se transformó en una sección de la Facultad de Educación Física, y ya en 1947 nace el kinesiólogo, en el que los postulantes debían ser egresados de la carrera de Educación Física, con nota no inferior a 5 en el Ramo de Kinesiterapia (en el 4° año). Los postulantes de las carreras de Medicina y Enfermería debían ser egresados y calificar con nota 4, al menos, en un examen especial. En Chile se celebra el día del Kinesiólogo el 6 de mayo fecha que corresponde a la publicación de la ley de Colegio Profesionales de 1969. Y no  fue hasta 1972 cuando la carrera de Kinesiología se independizara y formara parte de la Facultad de Medicina – Oriente de la Universidad de Chile (2).

    7. Intentando ser un profesor eficaz

      Conocimos a Alfredo Prieto a raíz de nuestro interés en la implantación de nuevas formas de hacer docencia en el contexto de las Estancias Clínicas de Fisioterapia. Concretamente estudiabamos el aprendizaje basado en problemas (ABP). El pasado verano tuvimos la suerte de asistir a uno de sus cursos en la Universidad Rey Juan Carlos. Haciendo uso de las herramientas de las que disponemos nos gustaría haceros llegar algunas de sus enseñanzas para mejorar la docencia. En concreto, unos videos grabados en la Universidad de Vigo, y las direcciones donde nos permite acceder a muchas de sus ideas.

      Vídeos en http://tv.uvigo.es/gl/serial/1080.html

    8. Jornada sobre docencia en Fisioterapia

      El pasado 7 de marzo se celebró, en la sede del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, la II Jornada Técnica de Docencia en Fisioterapia. El evento, en un ambiente relajado y cercano, sirvió, como en otras ocasiones, no sólo para conocer o profundizar en aspectos relevantes para los fisioterapeutas que desarrollan la importante labor de contribuir a la formación de nuevos profesionales, sino para poner en contacto a profesores de distintas universidades. El programa constaba de dos mesas. La primera, "Procedimientos en la acreditación del profesorado universitario", contó con Marina Muñoz Lucas, coordinadora de la Unidad de Apoyo de la Investigación del Instituto Mixto de la Investigación Biosanitaria de la Defensa. La segunda, "Seguimiento de los Titulos de Grado en Fisioterapia", con Miguel Ángel Galindo, cooordinador de Enseñanzas e Instituciones de la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación).

      Docencia en el prácticum de FisioterapiaNosotros estuvimos allí en calidad de profesores asociados de Fisioterapia. No era la primera vez y, de nuevo, además de estar interesados en los temas a tratar, quisimos, modestamente, ser algo de "voz y oídos" de los que ejercemos la labor docente fuera del entorno académico, en la realidad de la práctica asistencial. No es la primera vez, y seguro que tampoco la última, que hacemos notar que la asignatura de Prácticum, con una carga lectiva que iguala o supera al 25 % de los créditos totales del Grado en Fisioterapia, no parece tener la merecida consideración cuando se habla de docencia y universidad. De hecho, en esta y en la anterior Jornada, el que suscribe y la profesora Gema Gallardo Sánchez, fuimos los únicos profesores procedentes del entorno clínico.

    9. La especialización en Fisioterapia

      Que la especialización en Fisioterapia es algo necesario no podemos ni dudarlo. Los amplios campos de actuación de nuestra profesión así lo dictan: a las áreas más conocidas como son traumatología, fisioterapia deportiva, fisioterapia respiratoria o neurológica, se le unen (o más bien empiezan a ser más -re-conocidas) otras como fisioterapia cardíaca, pediátrica, reumatológica o vascular (incluyendo drenaje linfático); además de otras más discutidas: osteopatía, reflexoterapia, relajación u otras como la balneoterapia que han sido fuente constante de intrusismo profesional.

      Dos cuestiones quiero enfrentar en esta entrada: la posición de las universidades a este respecto y, por otro, la de las empresas que han de contratarnos. Por un lado, las universidades parecen haber tomado el camino fácil, han abonado el campo de la educación con postgrados y cursos de experto que ya tenían en barbecho de años anteriores. Tan fácil ha sido el camino que sólo han tenido que subir tasas al tratarse de postgrados oficiales (con su diploma y todo), pero sin subir ni la calidad, ni el número de horas (por mucho que los documentos que nos den como alumnos así lo certifiquen) ni, por supuesto, variar los contenidos.

      Fuente: http://www.forges.com

      La especialización en fisioterapia y en cualquier otra carrera no debe comenzar una vez que se obtiene el título; aunque actualmente es la única forma de conseguirlo: hacer postgrados específicos y, si hay suerte, tener o encontrar un puesto de trabajo en el que te "encasilles" en ese tipo de labor. Y aun tratándose de una especialización real, no será una especialización oficial. Si los alumnos de la enseñanza obligatoria deben empezar desde edades tempranas (quizá demasiado) a decantarse por estudios "de ciencias" o "de letras", no es de recibo que un fisioterapeuta acabe su formación en grado con exactamente los mismos conocimientos en las mismas materias que todos sus compañeros de profesión.

    10. La investigación en fisioterapia ¿una quimera?

      Parece que la Fisioterapia es una disciplina muy volcada hacia el campo asistencial y que descuida otras facetas, entre ellas la investigación. Podría pensarse que la mayoría de los fisioterapeutas consideran cubierta su formación en este campo. O que se piensa que esta faceta no es importante para el ejercicio de nuestras funciones. O que el precio a pagar en tiempo y dinero para formarse en ella no es asumible. O, simplemente, que no despierta interés. Quizás hay un poco de todo.

      Si partimos del hecho de que la Fisioterapia se considera a sí misma una disciplina científica que aplica (o aspira a ello) el método científico  como única fuente de conocimiento válida, y lo conjugamos con el hecho, fácilmente contrastable, de la falta de formación científica de los fisioterapeutas, la aparente falta de interés en investigación resulta desconcertante, llamativa, decepcionante, desilusionante. ¿Cuál es la verdadera razón de ello? Subyace, pensamos, una falta de reconocimiento básica de lo que es y pretende ser la Fisioterapia. Mientras nos enrolamos en todo tipo de cursos sobre técnicas novedosas o antiguas, más los fisioterapeutas noveles (los más vulnerables), no se nos ha inculcado la cultura de la crítica constructiva, con la que podríamos valorar la verdadera validez de las intervenciones que se nos proponen. Si fuera de otra manera no serían tan exitosas muchas ofertas formativas, cuyo contenido es de más que dudosa calidad científica o incluso se ha probado su ineficacia. La visión científica y el conocimento de su metodología están engarzados con una práctica de calidad. En contexto de las Ciencias de la Salud es preciso contar con la validez científica para adquirir reconocimento, respeto y prestigio. No vale ampararse en el empirismo mal entendido, que oculta una tendencia seudocientífica, en la que no es necesario demostrar nada.

    11. Las competencias en educación (1): ¿Qué son?

      Competencia es una palabra problemática y retadora. Es problemática, porque su origen no es único, sino múltiple, y porque llegó al lenguaje educativo proveniente del mundo del trabajo. Cuando uno indaga por la etimología de este término, encuentra los verbos competer y competir. Del primero proviene competente y, del segundo, competitivo. Y el sustantivo competencia es común a ambos verbos. Además, es retadora, porque nos exige delimitar y establecer referentes para llegar a una definición lo más satisfactoria posible en el contexto de la educación - El enfoque de competencias: elementos clave

      Visto lo anterior, cuando nos referimos a competencia en educación, podemos tener una idea más o menos vaga/exacta de lo que queremos expresar pero siempre nos falta ese adjetivo que termina de calificar el concepto en su totalidad. Competencia en relación a un alumno y en relación a la docencia es el conjunto de potencialidades y desempeños en un campo específico que posibilita a la persona resolver uno o más problemas concretos y relevantes con una o más soluciones variadas y pertinentes utilizando los recursos propios y externos de los que el sujeto puede disponer en ese momento. Reducido a la mínima expresión hablamos de problemas, de soluciones aportadas para resolverlos y de los recursos que podemos utilizar para ello.

      Pero en realidad ¿De qué se componen las competencias? ¿Cómo se adquieren? ¿Cómo se pueden mejorar? De forma genérica y para cualquier actividad humana, las competencias se estructuran en conocimientos, en destrezas y habilidades y en un ítem más que nos califica y singulariza a cada uno de nosotros: la propia existencialidad. Pero empecemos por el principio: los conocimientos.

    12. Las competencias en educación (2): ¿Cuáles son?

      Cuando se habla de competencias educativas hay diferentes maneras de enfocarlas y clasificarlas. Por un lado podemos hablar de competencias generales (básicas, cognitivas, emocionales, intelectuales) y de competencias específicas que son propias de cada profesión. En general y para el grado curricular docente, hay dos grandes ramas de las competencias o dos grandes clasificaciones que nos interesan: las competencias transversales y las específicas.

      Las competencias transversales son las que el estudiante de Fisioterapia debe adquirir por el hecho de ser estudiante, por tener una carrera y por la tipología sanitaria de la profesión en la que se circunscribe. Como su mismo nombre indica, son transversales a todos los estudios universitarios de grado de Fisioterapia y, obviamente, se comparte el mismo espíritu y muchos de sus ítems con el resto de carreras y profesiones universitarias de índole sanitaria. Las competencias transversales del fisioterapeuta, a su vez, pueden ser:

    13. Las competencias en educación (3): ¿Cómo se enseñan?

      El enfoque de la enseñanza por competencias se aleja bastante del que hasta este momento se tenía en la educación, llamémosla convencional. Un ejemplo: seguro que recuerdas los exámenes/problemas de matemáticas o física que hacías antes de la Universidad, donde te proporcionaban varios datos y, combinando una o varias fórmulas aprendidas en clase, podías llegar a la solución concreta que te pedía el problema. Ese método de trabajo, completamente memorístico y que, además, no implica comprensión real del problema y la solución por parte del alumno, está completamente desfasado ¿Alguna vez te pusieron un problema donde faltaban datos y no se podía llegar a la solución final? ¿O alguna vez te dieron datos de más en el problema y debías seleccionar sólo aquellos que necesitabas? Seguro que nunca se dio una de esas dos situaciones, siempre tenías el número de datos mínimo pero suficiente para llegar a la solución. 

      SABER   >>>   ENSEÑAR   >>>   APRENDER

      El enfoque por competencias pulveriza el trinomio saber-enseñar-aprender. Saber no es sólo acordarse de la materia, sino poder aplicarla a los casos necesarios; enseñar ya no es transmitir la información del profesor al alumno de forma directa sino que éste último sea capaz de comprender, asimilar, procesar y no olvidar esta información que se le transmite; y aprender ya no es memorizar ni acumular datos, sino crear una vasta red de conceptos interconectados donde podamos seleccionar los que necesitemos para cada situación.

      No podemos (ni debemos en un artículo tan breve) explicar cómo se debe planificar y enseñar por competencias, pero sí podemos dar unas breves pinceladas de lo que es recomendable hacer y de lo que no:

    14. Las competencias en educación (y 4): ¿Cómo se evalúan?

      Toda evaluación debe realizarse de forma metódica, justa y equitativa; y la evaluación por competencias no es una excepción. Si todo docente ya piensa que el proceso de evaluación es difícil, más lo puede ser en la evaluación por competencias, donde a un aprendizaje nuevo se le debe unir, indefectiblemente, un nuevo método de medición de resultados, porque los conocimientos memorísticos que estábamos midiendo anteriormente, no son el objetivo de la evaluación en este caso.

      Sobre todo ahora, que una vez implantada la enseñanza por competencias, lo que aprenden los alumnos no coincide exactamente con el contenido del programa de estudios. Para evaluar competencias no nos limitamos a calificar el proceso cognitivo de aprendizaje que se realizaba en el método tradicional; ahora debemos evaluar el "hacerse competente", el saber aplicar esos conocimientos en los casos adecuados y con los recursos disponibles. Fijémonos en esta característica, no evaluamos si el alumno "es competente", evaluamos si "se ha hecho competente". Es decir, evaluamos una evolución y ello hace que no se pueda realizar al final de la misma como hasta ahora se habían hecho todas las evaluaciones académicas. Por lo tanto la evaluación no es una fase (la última) sino un proceso transversal a lo largo de todo el proceso de enseñanza del alumno.

      En la evaluación por competencias no existe el elemento sorpresa de la evaluación tradicional. La sorpresa radicaba en que el alumno sabía todos los temas que comprendían la evaluación, pero no qué preguntas concretas se le iban a realizar. Al evaluar por competencias podemos eliminar este elemento sorpresa, pues podemos indicarle al alumno sobre qué situaciones vamos a evaluarle, de forma que la propia evaluación constituya una oportunidad de aprendizaje. no para seleccionar qué alumno es el mejor, sino para promover una mejora en su adquisición de competencias.

    15. Por fin soy grado en Fisioterapia

      La exclamación que titula esta entrada no es nueva. En los años previos los estudiantes que culminaron sus estudios se convirtieron ya en flamantes Graduados en Fisioterapia, superando así cualquier discriminación académica con otras disciplinas universitarias. Pero…

      https://healthsciences.curtin.edu.au/teaching/physiotherapy_courses.cfm

    16. Universidad, coto restringido

      Los indicios y avisos de que la situación económica tendría traducción en la universidad pública española vienen de lejos. El profesorado, en su condición de empleado público, los demás trabajadores y los alumnos habrán notado como la crisis impregnaba su quehacer diario. Serán muchos los aspectos y tareas afectados pero aquí queremos reflejar nuestra sorpresa ante el importantísimo aumento del precio de estudiar.

      Universitarios y aspirantes a serlo  y sus familias han encontrado un motivo más de enojo y desaliento. Nos llegan noticias el aumento de los precios del crédito de las titulaciones de grado universitarias en una universidad pública. Y, suponemos,este aumento será generalizable al resto de universidades. En esto tiempos de recortes, reasignaciones, miramientos, el incremento de los costes para el receptor de un servicio o producto causa mucho daño, más si se acompaña de la disminución de salarios y ayudas. Nada sorprendente. Lo que sí es una sorpresa es el espectacular crecimiento del coste de estudiar. Pongamos algunos ejemplos. El crédito de carreras como Medicina o Fisioterapia pasa en primera matrícula de 18,09 euros a 27,14 euros (50% más). En tercera matrícula el precio pasa de 30,75 euros a 94,75 euros (un 208 % más). En el caso de la segunda matrícula el incremento es del 123 %.

      Caben argumentos superficiales como que el erario público no debe sufragar los gastos procedentes de la financiación a los malos estudiantes. Y más  en  los tiempos que corren donde sería ofensivo detraer fondos de otros menesteres más acuciantes o productivos. Sin embargo, se pueden contraponer otras razones que hagan replantearse aquellos argumentos. Para empezar, la brutal subida de tasas impide el margen de maniobra para adaptarse a ella a muchos alumnos. Seguimos con que los motivos para que gran cantidad de ellos hayan necesitado más de una, dos o tres convocatorias en una asignatura no son la haraganería, vangancia o pereza. Y también decimos que el hecho de precisar más de una matriculación puede provenir de la organización que han previsto muchos estudiantes en determinadas asignaturas que incluyen práctica y teoría.

    17. Uso de Twitter en el Prácticum de Fisioterapia (I)

      Desde el comienzo de nuestra etapa como profesores asociados de Fisioterapia nos hemos interesado en incorporar nuevas herramientas, conceptos y actividades en la asignatura de Prácticum del Grado de Fisioterapia. Como docentes, en compañía de la profesora Gema Gallardo Sánchez, hemos creído que, en consonancia con su desarrollo, la tecnologías de la información y la comunicación (TIC) habían de tener cabida en nuestra labor. Así, hemos tratado de normalizar el uso de la información contenida en la red para el desarrollo de la educación clínica, posibilitando su integración en la práctica y asumiendo así la fundamentación de la misma, es decir, la práctica informada en pruebas o evidencias. De esta manera también se ha hecho posible el desarrollo formal de estrategias de enseñanza que ya utilizábamos de forma intuitiva, como el aprendizaje basado en problemas (ABP). Para todo esto se ha necesitado la formación previa o durante el prácticum en habilidades de búsqueda en las bases de datos habituales para el profesional sanitario, en especial Pubmed, PEDro o Tripdatabase, junto con otros instrumentos como el buscador Google Académico.

      Todo lo anterior no sería posible sin la presencia en las Unidades de Fisioterapia en las que se imparta la asignatura de Prácticum de equipos informáticos y de acceso a Internet. Lamentablemente esta situación no se da en todas, y en las que sí ocurre pueden surgir otros obstáculos como la falta de formación en el uso de las herramientas, cultura "científica", interés y/o de tiempo de los tutores y profesores. En todo caso la disponibilidad de esos medios parece imprescindible para cumplir con la obligación de toma de decisiones fundamentadas sobre procedimientos terapéuticos y diagnósticos o de prevención y pronóstico.

    18. Uso de Twitter en el Prácticum de Fisioterapia (II)

      Hemos hablado de la implementación de herramientas de aprendizaje y del uso de las redes sociales en el Prácticum de Fisioterapia en una entrada anterior (1). Aunque teníamos experiencias previas con el uso de Twitter carecían de la consideración de un uso formal. Tomando como base el trabajo de Arroyo Sagasta (2) hemos instaurado su utilización a lo largo de todo un periodo concreto de estancias clínicas de los estudiantes de cuarto de Fisioterapia en el Hospital Universitario de Fuenlabrada. Como dijimos ya, el nombre de la cuenta es Prácticum 2.

      Antes de describir la experiencia creemos necesario hacer constar algunas premisas. En primer lugar el uso de los alumnos, tanto para consulta como para participación activa mediante tuits y retuits, tiene carácter voluntario. Ello no quiere decir que no sea evaluable. Como cualquier elemento de valoración de la actitud del estudiante sus aportaciones, inquietudes o iniciativas, mostradas de esta u otra forma, son consideradas explícita o implícitamente por el evaluador. Sin embargo, como experiencia piloto, ha habido una intención de no supeditar la evaluación del alumnado a la participación en la misma. Se ha considerado la carga de trabajo global, con otras tareas que se incluyen en el desarrollo del prácticum, y se ha optado por hacer un uso comedido y contextualizado, publicando un número de tuits/retuitsdiario no superior, en general, a tres. También, en esta línea, sólo se difundió contenido en días lectivos. Finalmente, hemos optado por no usar etiquetas o hashtag, pidiendo en su lugar a los alumnos que incluyeran en sus publicaciones el usuario @practicasfisio para facilitar su seguimiento por los dos profesores, ambos administradores de la cuenta.

      La cuenta inició su andadura el 9 de enero de 2014, antes del periodo de prácticas, que comenzó el 20 de enero, y se prolongó durante las seis semanas del prácticum, hasta el 28 de febrero. De los 92 tuits publicados 78 lo han sido directamente por los profesores. El resto lo constituyen retuits de tuits publicados por alumnos, que incluyen el nombre de usuario de la cuenta, y retuitsde tuits de otros usuarios de Twitter, alguno destinado explícitamente a la cuenta Prácticum 2. El criterio para hacer retuits ha sido la consideración del interés que pudieran tener para los estudiantes. Los usos encajan en general con los sugeridos por Arroyo Sagasta (2), a excepción de la "Twittoría": información académica, enriquecimiento de la experiencia educativa y ampliación de contenidos. Con una visión más detallada describiremos los distintos tipos de tuits publicados. 

Este sitio web utiliza cookies para su correcto funcionamiento.
Continuando la navegación, aceptas su uso.