Investigación

Conceptos generales de investigación en Fisioterapia

Vamos a iniciar con este capítulo una serie dedicada a la investigación. Nuestro objetivo es aclarar conceptos claves relacionados con la investigación para los lectores interesados. En este primer capítulo, vamos a presentar cómo se lleva a cabo la investigación científica de forma general en Fisioterapia. Ésta constituye un proceso que se inicia con unos hechos, que constituyen un problema u objeto de estudio y se pone en marcha con la intención de hallar una explicación para ellos. Las fases que sigue el método científico en Fisioterapia son:


http://investigadorcientifico.blogspot.com.es/2010/08/generalidades-sobre-el-proceso-de_10.html1) Planteamiento del problema u objeto estudio y definición de variables.

La formulación del problema es una etapa crítica del proceso. Un problema se suele formular en términos de pregunta y debe cumplir con una serie de criterios. Los criterios para elegir el problema son:

-Su solución debe contribuir a incrementar el cuerpo de conocimientos de la disciplina.

-El problema debe conducir a nuevos interrogantes e investigaciones posteriores.

-El problema debe ser viable para el investigador.

Una variable es una característica que puede asumir más de un valor. Los valores pueden ser numéricos o categóricos. Una constante es una característica con un solo valor. Según el papel que las variables juegan en la investigación, tendríamos tres tipos: 1) Variables independientes, también llamadas variables causales, la variable independiente es la que el experimentador decida manipular, de acuerdo con su hipótesis para estudiar sus efectos sobre otra. 2) Variables dependientes, también llamadas variables de la tarea, la variable dependiente es aquella que se decida medir para ver los efectos producidos por la manipulación de la variable independiente, también de acuerdo con su hipótesis. 3) Variables extrañas, son las variables ajenas a la relación buscada entre las dos variables anteriores y que puedan influir en dicha relación. Estas variables se deben prever, detectar y controlar en la investigación.

2) Formulación de hipótesis contrastables.

Consiste en ofrecer a partir de los supuestos teóricos una predicción tentativa del problema objeto de estudio, de forma que se pueda contrastar con los datos obtenidos. Las hipótesis formuladas deberán operativizarse para ser contrastadas. Contrastar una hipótesis quiere decir que si se ve apoyada por los datos se acepta y si esto no es así, se rechaza y otra hipótesis se asume como cierta. La decisión sobre aceptar o rechazar la hipótesis, se hace con un cierto margen de error o nivel de confianza, que es una probabilidad.

3) Establecimiento de un procedimiento o plan de recogida de datos (dentro de una determinada estrategia metodológica): selección de la muestra, aparatos y/o materiales.

Una vez definido el problema y formuladas las hipótesis, hay que planificar la recogida de datos de la investigación. El investigador debe decidir qué clase de datos necesita recoger y con qué instrumentos o técnicas debe recogerlos, eligiendo instrumentos existentes o elaborando instrumentos propios. Tendrá que tomar decisiones sobre el procedimiento que mejor se ajuste a sus objetivos dentro de la estrategia metodológica con la que se desarrolle el estudio. Esto supondrá tomar decisiones sobre el diseño concreto y sobre las técnicas de recogida de datos. Para elegir una muestra, primero hay que especificar la población del estudio. Luego se elegirá la muestra. Si la muestra elegida no representa a la población, nuestros resultados no serán generalizables. A cada elemento de la muestra se le denomina unidad muestral. Los sujetos constituyentes de la muestra utilizada en el estudio se denominan participantes. Es importante determinar cuántas unidades muestrales vamos a necesitar en función de las necesidades del estudios y las técnicas estadísticas previstas y qué procedimiento de muestreo debe seguirse, con el objetivo de que la muestra sea lo más representativa posible de la población. Se deben utilizar instrumentos para recabar datos fiables y válidos que nos permitan extraer conclusiones relevantes, sino también la importancia de las condiciones en que se aplicarán.

4) Análisis de datos.

Cuando disponemos de un conjunto de datos debemos proceder a resumirlos, buscar regularidades, buscar relaciones entre ellos y considerar las posibilidades de generalización a la población desde la muestra. Esta tarea le corresponde a la estadística descriptiva, a la probabilidad y a la estadística inferencial.

5) Interpretación de resultados: discusión y conclusiones.

Los resultados se deben interpretar en cuanto a la magnitud del efecto obtenido y las tendencias o regularidades observadas. Se deben señalar las implicaciones y la utilidad de los descubrimientos. Se debe hacer un análisis crítico de las limitaciones del estudio. Se deben abrir nuevas vías de investigación. La interpretación debe terminar con unas conclusiones claras sobre el trabajo realizado.

6) Elaboración del informe de investigación o comunicación de resultados.

El informe consta de las siguientes partes: resumen o abstract, introducción, método, análisis y resultados, discusión y conclusiones, referencias bibliográficas y anexos o apéndices.