¿Quieres investigar?

En estos días, algunos miembros de fisioEducación estamos asistiendo a un curso titulado “Preparación de Proyectos de Investigación para convocatorias públicas”. Este tipo de cursos tiene varios objetivos. Primero, acercarnos al proceso de evaluación de los proyectos de investigación en convocatorias públicas-competitivas; además, nos dan pistas sobre cómo realizar nuestro propio proyecto para presentarlo a este tipo de procesos de evaluación, así como nos enseñan a identificar estrategias específicas que aumenten nuestras posibilidades de éxito en cada convocatoria de financiación de proyectos de investigación pública. El conocimiento del procedimiento nos ayudará, en todo caso, a presentar nuestro proyecto de investigación en cualquier convocatoria.

El curso nos ha revelado la existencia de instituciones públicas concretas que financian proyectos de investigación, donde los fisioterapeutas también podemos solicitar este tipo de ayudas.

En concreto, las ayudas de las que hablamos son concedidas por la Subdirección General de Evaluación y Fomento de la Investigación, antiguo FIS (Fondo de Investigación Sanitaria), encuadradas dentro del Programa Estatal de Fomento de la Investigación Científica y Tecnológica. Para futuras convocatorias podéis consultar toda la información en esta página.

Aprendemos de este curso que el primer paso en todo proyecto es la formulación de la pregunta de investigación a la que pretendemos dar respuesta. Esta pregunta pone en relación variables referidas a una población. Una buena pregunta debe ser factible, interesante, novedosa, ética y relevante. En el caso de las ayudas FIS el tema de investigación debe enmarcarse entre el catálogo de prioridades de la convocatoria. También aprendemos que la pregunta nos orientará hacia el diseño más idóneo para llevar a cabo el proceso.

Resaltamos que la financiación pública está hecha para equipos. El equipo está dirigido por el llamado investigador principal, cuyo perfil es determinante para conseguir financiación: formación en investigación, experiencia investigadora y compatibilidad. Los demás componentes del equipo han de tener una tarea explícitamente asignada y unas características que los vinculen con la temática del estudio. Para las ayudas de las que hablamos el Comité de Ética, el Comité de Investigación y Gerencia del centro sanitario donde trabajemos deben estar involucrados. También queremos destacar que debemos planificar el proyecto de investigación teniendo en cuenta las fechas de la convocatoria.

El tipo de estudio también es relevante. Los experimentales y, dentro de estos, los controlados aleatorizados tienen más posibilidades de obtener fondos públicos. En el caso de Fisioterapia muchos de estos han conseguido financiación.

El proyecto de investigación debe tener un formato definido por cada convocatoria, que puede consultarse en la página web de Instituto de Salud Carlos III , en el caso de las ayudas FIS.

Como hemos mencionado el perfil del investigador principal es importante, por lo que en algún caso en el que nosotros no reunamos las condiciones necesarias, no debemos dudar en crear alianzas con profesionales cercanos que sí que lo hagan.

Además de este tipo de ayudas, los fisioterapeutas tenemos otras alternativas, tanto en el ámbito público como privado, a la hora de conseguir financiación. Para muestra destacamos las ayudas ofertadas por colegios profesionales, como las del Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid, premio dotado con 6000 euros y la de Universidad Pontificia de Comillas, con la misma cantidad. Para estas convocatorias estáis aún a tiempo. Ahora, quizás tengas más fácil responder a la pregunta del título.