La búsqueda de información para el profesional sanitario y el fisioterapeuta (I)

A través de Internet se puede acceder a una cantidad ingente de información y recursos para los profesionales sanitarios. Las bases de datos tienen especial interés para consultar información científica. Existen diferentes bases de datos tanto de carácter general como de áreas específicas de conocimiento. Las condiciones tecnológicas, las velocidades de acceso y el diseño de las presentaciones de búsqueda intuitivas auguran un futuro esperanzador para estos productos, e incluso los hacen imprescindibles para la investigación y la práctica clínica. Con el fin de dar a conocer, al menos superficialmente, algunos de los recursos que ya fueron mencionados por Juan Antonio Medino en este sitio, vamos a iniciar ahora una serie de entradas.

Con Internet es posible acceder de forma gratuita a bases de datos creadas y mantenidas, en su mayoría, por universidades, centros de investigación y organismos públicos. Sin embargo, el acceso a determinadas bases requiere el pago a empresas proveedoras y distribuidoras.

Pubmed es la base de datos más conocida. Está creada por la Nacional Library of Medicine (NLM) de EE.UU. y es el resultado de la automatización de la información contenida, entre otros, en el antiguo Index Medicus, el Internacional Nursing Index y el Index to Dental Literature. Contiene información de más de 5600 revistas*, en su mayoría norteamericanas.

Existen otros muchos recursos disponibles en la red, como los especializados en la atención basada en pruebas o en la evidencia (ABP) que pueden ser consultados mediante enlaces, a través de proveedores o directamente. Destaca en este ámbito la Biblioteca Cochrane, y la base PEDro para Fisioterapia basada en pruebas.

No todo acaba aquí. Como ya hemos dicho hay otras muchas fuentes de información. Sociedades, colegios profesionales, centros universitarios, empresas privadas, particulares, etc. publican información directa, tutoriales, guías de práctica clínica, diccionarios, blogs y enlaces de interés para el profesional.


LA INFORMACIÓN PARA
EL PROFESIONAL SANITARIO Y EL FISIOTERAPEUTA

La información es indispensable para la actualización de nuestro conocimiento y su aplicación en la investigación y en la práctica clínica diaria. Los datos de los que disponemos para ello pueden perder validez con el tiempo. Además, se genera constantemente “conocimiento”, con  un número creciente de publicaciones. Frente a ello el tiempo del que los profesionales disponen no permite su actualización.

Desde hace años ha aumentado el interés por la evaluación de los resultados de las actuaciones en diagnóstico y tratamiento. Se desarrollan estudios para conocer la eficacia y eficiencia de los procedimientos y parece necesario que los resultados sean conocidos por los profesionales.

La información es muy accesible y, sin embargo, la consulta puede ser decepcionante e incluso inútil. Por esto, nuestro objetivo ha de ser encontrar la información pertinente de una manera rápida y segura.

Los datos, para convertirse en información han de pasar un proceso de selección, organización e interpretación. Todo esto es la gestión de información.

La información está disponible en bases de datos, revistas, tesis, libros, bitácoras u otro tipo de documentos. Su localización requiere tiempo, habilidades de manejo de los recursos y capacidad para analizar e interpretar los resultados. Precisamente es la búsqueda de información lo que pretendemos abordar, específicamente en los recursos de internet.

Los fisioterapeutas, no han integrado, en general, la utilización de los recursos de información disponibles en su quehacer cotidiano de práctica asistencial, docente, investigadora o gestora. Se aluden a diferentes impedimentos para la incorporación de la información a la práctica, entre ellos la falta de tiempo y de recursos para acceder a la misma. Quizás por ello se hace necesario incidir en la formación en las habilidades para la búsqueda en las bases de datos disponibles, especialmente las gratuitas.


BASES DE DATOS

Las bases de datos tienen especial interés para consultar información científica. Las hay muy diferentes, tanto de carácter general como de áreas específicas de conocimiento.

Una base de datos es un conjunto datos que pertenecen al mismo contexto almacenados sistemáticamente para su uso posterior. Permite almacenar y manejar cómodamente grandes masas de información.

En el ámbito de la informática una base de datos es una construcción que se refiere al almacenamiento permanente de las informaciones que deben estar al alcance de los usuarios de una manera rápida, cómoda y segura.

Las bases de datos son documentos secundarios, es decir, ofrecen información sobre documentos primarios y son resultado de análisis documental  de los mismos  (descripción, indización, resumen analítico).

La utilización de las bases de datos es imprescindible, si se pretende estar actualizado, en el marco de un proceso de investigación documental, en el desarrollo de una investigación científica más extensa o en la toma de decisiones en la práctica asistencial.

Idealmente, tras interrogar a una base de datos se debería acceder a toda la información relevante y desechar toda aquella innecesaria (ruido).

 

Documentos recuperados

Documentos no recuperados

Documentos relevantes

Búsqueda perfecta

Silencio

Documentos no relevantes

Ruido

Búsqueda perfecta


QUÉ NECESITAMOS PARA BUSCAR

Antes de plantearnos la incorporación de las búsquedas en nuestro trabajo debemos considerar los condicionantes para ello:

Acceder a toda la información de interés es poco menos que imposible. Además la búsqueda puede ser poco productiva. Nuestro objetivo ha de ser encontrar la información relevante de la manera más eficiente y segura. Para ello se hace imprescindible un conocimiento básico de las bases de datos y otros recursos, aunque también es  muy útil la ayuda de los profesionales documentalistas.

 *Datos de diciembre de 2014.