Práctica clínica

Tratamiento de una reimplantación del antebrazo o transradial

Introducción

Puede definirse el reimplante como la reposición quirúrgica del miembro completamente amputado. La revascularización será aquella reconstrucción de la extremidad incompletamente separada pero que precisa reparación vascular. La predicción de supervivencia y función del miembro, en ambos casos, estará dada por la viabilidad y potencial funcional de las lesiones vasculares, lesión nerviosa y especialmente de las partes blandas. Las técnicas de reconstrucción microquirúrgica y la terapia especifica de mano han mejorado las posibilidades de salvación y funcionabilidad de un miembro lesionado.

Material y métodos

Descripción de un caso que acude al servicio de rehabilitación de Mutualia. Varón de 28 años remitido para tratamiento rehabilitador por traumatlogo tras reimplante el 22.9.16 de antebrazo derecho por amputación traumática con fractura del tercio medio distal diafisario radio y fractura del tercio medio diafisario cubito (placa y tornillos en ambos).


 

Tras la intervención quirurgica, se inmoviliza durante tres semanas con ferula semirrígida postural diurna y por la noche mantener una férula palmar de yeso. La rehabilitación consistirá en la terapia especifica de manos, con tabla canadiense modificada, terapia manual y electroestimulación con puntero.

 

Resultados

A la revisión del 17/10/16 el paciente ha evolucionado satisfactoriamente. Tiene una buena sensibilidad de protección. La deformidad en garra de los dedos se ha correguido, con muy buena recuperación del nervio cubital. Queda por recuperar la musculatura tenar y la capacidad de oposicón, que se hará a traves de trasposición tendinosa para conseguir oposición. Por lo demás, la función es excelente. Se ha obtenido una mejoría en los resultados de los EMG practicados, a nivel motor, tanto para el nervio mediano como para el nervio cubital (no se registraba potencial motor al inicio en ambos nervios y actualmente VCM mediano de 35,8 m/s y del cubital 32,7 m/s). A nivel sensitivo no se ha registrado potencial durante todo el proceso para ninguno de los tres nervios (mediano,cubital y radial).

 

Conclusiones

Debido a los resultados satisfactorios observados en la evolución del paciente, así como en la mejora de las variables analizadas, pensamos que se pone de manifiesto la importancia que tienen las técnicas aplicadas en el tratamiento. El objetivo final será la recuperación funcional del miembro, sin llegar esta a ser óptima. El éxito se encuentra ligado al desarrollo y perfeccionamiento de las técnicas microquirúrgicas y al entrenamiento constante del equipo de profesionales que interviene en su realización. La terapia especifica de manos de rehabilitación física es fundamental para obtener no sólo miembros viables sino funcionalmente útiles.

Autores:
E. Goldaraz Gomez (1), E. Yarza Zabala (1), M. Beraza Campillo (2).
(1) Fisioterapeuta del Departamento de Rehabilitación y Fisioterapia. Mutualia, Bizkaia.
(2) Médico Rehabilitador del Departamento de Rehabilitación y Fisioterapia. Mutualia, Bizkaia.

Contenido relacionado