Redes y tecnología

Fissios

Hoy os traemos a la sección de tecnología, la app fissios. creada por el servicio de cirugía cardiotorácica, médicos rehabilitadores y fisioterapeutas del Hospital Clínico San Carlos (Madrid). Esta aplicación informática está dirigida a pacientes que tienen programada una cirugía torácica o que ya han sido intervenidos y su finalidad es disminuir el riesgo de desarrollo de complicaciones respiratorias que son bastante frecuentes en este tipo de intervenciones. 

 


Esta es una más de las aplicaciones de autocuidados para pacientes que empiezan a proliferar (afortunadamente) en las tiendas de apps de nuestros dispositivos móviles. El volumen de profesionales involucrados en esta aplicación, así como la consolidada valía de los mismos, nos debe servir como referencia de calidad y evidencia científica en el desarrollo de esta aplicación.

Nada más instalarla, la aplicación nos pregunta el nombre y la fecha de la cirugía. Si la fecha ya ha pasado nos ofrece consejos postoperatorios, pero si está por llegar (lo cual es preferible) nos ofrece consejos pre y postoperatorios así como ejercicios de fisioterapia respiratoria. Estos son los apartados con los que nos encontramos:

  • Consejos preoperatorios: Se centra sobre todo en recordarnos que debemos realizar los ejercicios respiratorios prescritos y que se encuentran disponibles en el apartado siguiente de la app. También nos "empuja" a dejar de fumar explicándonos que obtendremos con ello una mejor cicatrización de los tejidos involucrados en la cirugía, tendremos menos complicaciones respiratorias y mejoraremos más rápidamente y de forma más efectiva nuestra recuperación pulmonar. También se nos aconseja una buena higiene bucal, que disminuye el peligro de infecciones respiratorias, así como consejos varios orientados también al día y noche anteriores a la cirugía.
  • Consejos postoperatorios: Orientado, igualmente, a cubrir las necesidades de información del paciente tras la cirugía:
    • Ejercicios: Nos conmina a realizar los ejercicios de fisioterapia respiratoria aprendidos de forma eficaz, controlada y programada, a base también de notificaciones que aparecen periódicamente en el propio dispositivo.
    • Fuera de la cama: también nos "invita" a salir de la cama lo antes posible, siempre, evidentemente, con el visto bueno del cirujano.
    • Más consejos sobre el dolor (no es necesario aguantar el dolor, el personal sanitario está para ofrecer soluciones al mismo) y de nuevo reiteraciones sobre el mantenimiento de una buena higiene bucal y alimentación.
    • Postoperatorio inmediato: nos cuenta qué debemos hacer el día de la cirugía, al día siguiente y a las 48 horas.
  • Ejercicios: Este es sin duda el apartado estrella de la aplicación. Nos propone 10 ejercicios, y salvo el último (caminar), se tratan todos ellos de ejercicios de fisioterapia respiratoria. Posición básica de mantenimiento en sedestación, patrón naso-bucal, ventilación abdómino-diafragmática, expansión pulmonar, uso de inspirómetro incentivado, etc. Los ejercicios no están desarrollados en vídeos, sino en imágenes (probablemente gifs) que van marcando mediante flechas y movimientos del paciente y sus pulmones, cómo se debe ejecutar correctamente el ejercicio. Tiene un temporizador cada ejercicio que debemos activar al iniciarlo y así nuestro dispositivo nos indicará los tiempos y pauta de cómo debemos desarrollar cada uno de ellos. La realización correcta de estos ejercicios no debemos dejársela exclusivamente a la aplicación, sino que sirven de recordatorio al paciente de cómo deben realizarse tras haber asistido a las sesiones de fisioterapia respiratoria oportunas y previas a la cirugía. Muchos pacientes salen de estas sesiones haciendo los ejercicios correctamente, pero es fácil, una vez en casa, y sobre todo si faltan varios días para la cirugía, que se cometan errores y se vayan acumulando con el paso de los días (inspirar cuando debe espirarse, no inspirar o espirar adecuadamente o hasta el volumen máximo, etc). También cuenta con un apartado de estadísticas para saber qué ejercicios de los propuestos hemos realizado cada día y los que nos quedan pendientes.


Otro de los puntos fuertes de fissios son los recordatorios a base de notificaciones en los días previos, en el día de la cirugía y en los posteriores, donde, entre otras cosas, propone al paciente el uso del inspirómetro, pregunta por los paseos realizados, qué ejercicios respiratorios ha realizado durante el día, ¿ha dejado de fumar?, ¿Se ha lavado bien los dientes? etc. Este seguimiento, que lejos de ser acosador, es imprescindible para pacientes con cirugía torácica, está muy bien desarrollado en esta aplicación; al igual que el cuidado aspecto y diseño de la misma.

Agradecemos a todo el personal involucrado en la realización de esta app a que sigan desarrollando otras con el mismo nivel de detalle; el hecho de que sea gratuita por haber sido desarrollada desde NUESTRA Sanidad Pública, la hace aún más atractiva.


Foto de Gacetín Madrid

Ficha técnica
Aplicación:
Fissios
Desarrollo:
Tribalyte 
Compatible:
iPhone y dispositivos Android
Precio:
Gratis
Funciones:
Ejercicios pre y postoperatorios para pacientes a los que se va a realizar cirugía torácica.
Terapias:
Muy recomendada en pacientes con intervención quirúrgica, para aprender/recordar adecuadamente los ejercicios de fisioterapia respiratoria a realizar.
Lo mejor:
Facilidad de uso, ejemplos de ejercicios bien desarrollados y fáciles de entender. También destaca su cuidado diseño y su precio (gratuita).
Lo peor:
La no existencia de un apartado de evidencia científica, o referencias a las que dirigirse para ampliar información clínica sobre los contenidos de esta aplicación. Para un profesional sanitario es imprescindible la existencia de estas referencias y, en el año 2017, también debería serlo para aquellos pacientes interesados en saber más sobre su cirugía torácica y su posterior recuperación. Existe un apartado de "Contacto" en la aplicación, y los correos electrónicos del Servicio de Cirugía Cardio Torácica y el de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Clínico San Carlos, pero creo que estos correos de contacto no sustituyen unas buenas referencias científicas.